miércoles, 29 de febrero de 2012

EL PASTELERO FIEL (20)

-->




Querido Cayo: espero que a la llegada de esta te encuentres bien, yo bien , gracias a dios.
Cayo tu última carta me ha producido más dolor que alegría, primero porque te has roto el brazo y segundo, si te soy sincera, lo que más me ha apenado o mejor dicho lo que más me ha cabreado  es la relación que tienes con todas tus vecinas.
Parece ser que todas te quieren mucho... ¿Verdad?
¡Ten cuidado con la cantante de opereta!  Tengo entendido que esas señoras entraditas en edad, que viven solas, están desesperadas y los chicos jóvenes les atraen mucho.
En cuanto a la joven americana  te diré que a mi me parece... que debe de ser un poco descarada y muy, pero que muy moderna y que me extraña mucho que no haya intentado nada contigo.
Me la imagino revoloteando a tu alrededor y no lo puedo soportar.
Respecto a lo que me cuentas de Jean Pierre y M le Directeur está clarísimo que tienen una relación...
Así pues ten también cuidado con Jean Pierre que seguramente también le gustas... tú.
¡Vaya cuadrilla del renque que tienes ahí!
Las únicas que se salvan son la Cipriana y la Sophie y por lo que me dices deben de ser muy buenas pero más feas que picio.
Tu puedes seguir llevándoles el correo si quieres... y tupirte a bombones y a zumos pero ten cuidado que, como ya sabes por experiencia, luego te provocan  indigestiones...
¿Sabes que pienso?
Que me parece una tontería esa manía tuya en aspirar a ser un gran pastelero.
Ya se que me has dicho más de una vez que lo haces porque a mi me gustan mucho los pasteles. Pero te diré que esa profesión me parece un poco femenina...
Si sacas tan buenas notas podías hacer otra carrera como médico, abogado o ingeniero de puertos y canales, por ejemplo.
Yo en cambio voy a suspender todas las asignaturas este año, excepto gimnasia y francés.
Ya me ha dicho mi padre que este verano me lo voy a pasar de casa a la academia y de la academia a casa.
No se si lo voy a soportar, menos mal que sólo me faltan dos años para cumplir los 18 años, en cuanto los cumpla me marcho a Madrid.
Me  estoy ahogando aquí en el pueblo.
He decidido estudiar idiomas y hacer  la carrera de Turismo.
Quiero viajar por todo el mundo, por eso, Cayo hoy presiento que nuestra relación no tiene mucho futuro.
Vamos a pasar nuestra juventud separados, que es cuando más se disfruta de la vida y por otro lado tenemos que  estar guardarnos la ausencia.
 Por mi no hay ningún problema en este aspecto porque yo sólo te quiero a ti.
En cuanto a ti ..., creo que en cualquier momento sucumbirás a alguna de las tentaciones que tienes en el EDIFICIO...
Y ,yo, eso no lo voy a soportar.
Por tanto desde este mismo momento te digo que lo nuestro se ha terminado.
Ya sabes, te quiero mucho pero no puedo soportar esta separación es mejor que se acabe la relación y tu hagas tu vida y yo la mía.
Seguramente pienses que soy una pueblerina chapada a la antigua y que a lo mejor tengo razón. en lo de cortar lo nuestro.
Pues nada cortamos y se acabó nuestra historia.
Tu madre siempre ha sido muy moderna y yo siempre la he admirado, pero creo que te ha metido en la cabeza muchas ideas que a mi me cuesta entender.
Será mejor que encuentres una chica, así, como la americana, ella sabrá hacerte más feliz que yo, a lo mejor te invita un día a esas orgías que organiza y acabas liándote con ella.
¡Cómo eres tan respetuoso... que no eres capaz de rechazarle ni un zumo...!
Mira a mí no me la das, yo soy muy intuitiva, y creo que te gusta la americana y aunque me digas que me quieres mucho yo se que en el fondo te atrae la Marilim, que probablemente tiene un buen culo y es una rubia peligrosa de esas que os vuelven locos a los chicos...
Por mi parte ya está todo terminado, Cayo, puedes liarte con la gran diva Julie, con la americana culona y si quieres también con el mariquita de Jean Pierre...
Yo tampoco me quedaré corta, pues te hago saber que le gusto a muchos chicos y siempre les he rechazado porque tenía novio pero a partir de ahora voy a empezar a ser moderna como las parisinas y voy a empezar a usar y a tirar...
Si me llaman facilona... pues que me llamen, me voy a divertir de lo lindo, ya está bien de ser una reprimida.
Ahora voy a ser yo la que se aproveche de ellos...

Cayo tu me has abierto los ojos, tu con tus cartas y tus relaciones con las madames del
EDIFICIO.
Es posible que no haya sucedido nada, pero intuyo que si no ha ocurrido debe de estar a punto de ocurrir algo y no estoy dispuesta a quedarme aquí para vestir santos.
Cayo, siempre te querré pero lo nuestro ha terminado y no intentes convencerme de lo contrario porque lo he visto muy claro.
No soporto la hipocresía. Ya me acostumbraré.....a vivir sin ti.
Si no puedo comer ptit choux rellenos con nata recién hechos comeré perrunillas, o pestiños del pueblo...

Por favor no me escribas más, déjame tranquila...


África


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta la historia , y más con las palabras que narras todo.Cómo no un "diez" para esos dibujos.
Besos .
Mariche

Brigida dijo...

Gracias, sobri... estos comentarios son los que ayudan a continuar....
Besitos...