miércoles, 11 de julio de 2012

Relatos de verano: Las Vacaciones de la señora Juana y el señor Matías





LAS VACACIONES DE LA SEÑORA JUANA Y EL SEÑOR MATÍAS

Son las cuatro y media de la madrugada y suena el despertador:

-Matías, Matías..., que ha “sonao” el despertador...

¡Levanta..., levántate sooo gandul... que peldemos el “autocal”!

-¿A qué hora sale la empresa “Mujel”?

-A las 6, pero tenemos que “quedal” todo recogío  y tu tienes que “il” a echarle a las gallinas antes de “ilnos”.

-Pero si ya has encargao... a la Isi que le eche a las gallinas...

-Sí, pero si hoy le podemos “quital” la tarea  pues mejol que mejol...

Ya nos dijeron en la reunión que el “autocal” no espera; que el que no esté allí a las 6 de la mañana se quea en tierra...

-¡Ay,señol! ¿ Quién me mandará a mí “movelme” de mi casa...?
Dios lo sabe bien que lo hago por ti..., que si por mí fuera... le daban por culo al viajecito...

-No empieces con la misma cantinela de todos los años...
Ya sabes que el viaje con pensión completa en “Juangirola”  nos sale más barato que “quedalnos” en casa. Si echamos cuentas te lo demuestro ahora mismo...

-¡Qué no son  las perras que mos cuesten... mujel! , es el julepe que “mos” meten pa el “cuelpo”.

-Bobas y tontaaas..., Matías, julepe era el que nos pegábamos trabajando a pimientos o a tabaco...
Pero  lo que es salil por ahí a conocel otras tierras no hace mal a nadie; y... que te levantes pol las mañanas y que lo tengas todo hecho... no tiene precio.
 No hay que barrel, ni fregal, ni cocinal...

¡Anda mira que eres bobo! Bueno como tú en la casa no le das un palo al agua...

-Juana... cállateeeee..., que te vas sola a “Juangirola” este año.

¿Qué no hago naaaa en la casa..., pero si me tienes como un zascandil todo el día pa arriba y pa abajo?

-Matías ve a por el pan...; al rato, Matías se me han olvidao complal  el “yogul”; un poco más tarde Matías, ve a casa de mi hermana Isi a llevarle “güevos”.

-Bueno..., buenooo..., Matías, espabila que no llegamos y prepara los bocadillos de chorizo...

-Pero si no podemos comel chorizo que luego nos sube la tensión y el “colectol” (colecterol).

-Bueno un día es un día, eso es  pa media mañana; luego cuando paremos pa comel, ya nos darán el menú pa la tercera edad.
 Que nos han dicho que es gratis, sólo tenemos que entral en la charla que van a “dal” en el restaurante.

-¡Ah, no, noooo...! A mi no me venden más cacerolas esos tunantes...
Antes prefiero no comel o pagalme yo el menú.

-¡Calla ignorante!, tu no  te has dao cuenta de la luz que ahorramos cocinando en esas cacerolas y lo buena que sabe la “comía”.
Y el juego de café tan bonitino que nos regalaron  y la “inciclopedia” esa que tenemos puesta en la librería del salón... que es la envidia de todas las vecinas...

-Sólo te digo una cosa..., Juana, con lo que compres, cargas tu todo el viaje..., quedas advertía...

-Anda, Matías, mete aquí en esta bolsa de plástico las “medecinas”.

-¿Pero a dónde vas con tantas medecinas mujel ...?


¿Qué quieres? Que no vayamos pelaos de medecinas y tengamos que comprarlas?

-Yo te digo Juana, que este es el último año que te acompaño, tu si quieres puedes irte que yo no me enfurruño, te vas con tus amigas las viudas y seguro que te lo pasas mejol que conmigo.

-Yo no lo entiendo..., Juana, si en casa estás todo el día quejándote:
 ¡Ay! me duele aquí...¡ay! me duele allí,  y en cuanto te subes al  “autocal” se te olvian toos los dolores...

-Y...ya puedes tenel cuidao con las comidas, que te pones como boba a comel sin mesura y luego te da un  cólico, de esos que te dan a ti y nos pasamos las vacaciones en el hospital...

-Y... que no se te olvide, Juana, que no sabes nadal... que tu te crees mu farruca y te metes pa lo "jondo"como si fueras la Esthel Willians .
¿No te acueldas que ya nos diste un buen susto aquel día que subió la maréa.....?

-Y... si un día, Juana, no me da la gana " il" de exculsión pos no voy y ya está..., que acabo  molío de los huesos de tanto “autocal” pa arriba y pa abajo y luego que no me pregunten a donde he estao que no me acueldo de naaaa... de naaaaaaa. 
Y, pa remate el baile de pol la noche...
¿Es que no te cansas? Pareces una "peona"(peonza) que no para de bailar...

-Mientras vivas, Matías, tú vienes conmigo aunque sea a la rastra... después dios dirá...

-Y  pa que sepas, que dolelme el cuelpo, vaya si me duele, pero me aguanto, que pa una vez al año que podemos salil no me voy a quedal encerrá en el pueblo y tu sabes perfectamente lo bien que me vienen los baños de barro pa la reuma.

-Y... comel lo que se dice comel yo no como mucho, lo que pasa es que te ponen tantas cosinas ahí preparainas, que da como pena dejarlas allí...
 Si yo lo hago pa que no mos las pongan al día siguiente ya un poco resecas...

-Y... yo..., ya sabes, aprendí a nadal en el río hace mucho tiempo, claro que en el río no hay olas, pero no voy a sel como tú que eres un cagón que sólo te metes en el “mal” si te llega el agua pol los tobillos...

-Y... no pienso peldelme ni una exculsión..., ni el  baile de pol las noches.
 ¿Si no voy... que le cuento yo a mi hermana cuando vuelva...?

Así que arrea con las maletas que llegamos talde...

-Cógeme la chaquetina que el año pasao me cogí un buen trancazo en el autocal con el aire “incondicionao”.

La señora Juana y el señor  Matías salen de la casa atrancan la puerta y se encuentran con la señora Carmen y el señor Lorenzo, que van calle arriba.

Carmen y Juana se pusieron a hablar inmediatamente y Matías y Lorenzo iban detrás con las maletas...

-Calmen me vuelvo pa casa que me se ha olvidao la bolsa de las medecinas....-.dice el señor Lorenzo-

-Pero que cabeza tienes..., anda y date prisa, que nosotras vamos tirando....

-Juana... yo acompaño a Lorenzo, vusotras sentaos pa lante las dos juntas, que Lorenzo y yo mos sentamos pa atrás.

-Bueno..., bueno,  pero no taldéis...

El señor Matías y el señor Lorenzo dan media vuelta para atrás y cuando llegan a la casa, Lorenzo le dice a Matías:

-Yo  me "queo" aquí, a mi ésta no me da otra calda como la del año pasao...

-¡Tú te vienes conmigo! ¿ O es que te crees que me vas a dejal sólo ante el peligro...?

-Qué no Matías que yo no voy otra vez a "Juangirola"..., que el año pasao me dio un tiron en la "rabailla" de tanto  baile y tanto autocal, y me  he pasao un invielno medio derrengao...

-Pos yo tampoco voy, que se joan...

Esas dos se ponen a hablal en el autocal y no se dan cuenta de que faltamos hasta que no paren pa comel... y dispués que sea lo que dios quiera...

A la semana siguiente suena el teléfono: ring..., ring..., ring...

-Mandeeeeeeeee-

-¡Uy, mande...! ¡Mira que eres antiguo Matías!

- A vel, Matías, te llamo porque la Calmen y yo nos vamos a quedal en Juangirola dos semaninas más, mos han dicho que por unas poquinas perras  más..., podemos  "quedalmos" más tiempo...

-¿Pero que me dices Juana?

-Na... Matías, que tu has tenío  muy mala suelte pol pedel el autocal..., pero como tampoco tenías muchas ganas de venil pos no creo que te impolte mucho...

¿Sabes lo que te digo?:

-¡Que vendas las gallinas Matías!

-Piiiiiiiiiiiiiii...

-Lorenzo que dice la Juana que no vienen "entoavía"

-Bueno pos déjalas..., como te iba diciendo:
 Ese Gualdiola, el entrenador del Balça, es el mejor entrenador de España,  y todo un caballero.

-Bueno..., bueno..., pa mi el bueno es Casillas...

-Sí..., pero no hubiéramos ganao la copa si no fuera pol los jugadores de Gualdiola...



1 comentario:

Anónimo dijo...

JA , JA , JA ... qué risa con la conversación y las palabras del pueblo.

Besos .

Mariche.