miércoles, 21 de diciembre de 2011

CENA DE NOCHE BUENA (POLLO TRUFADO)


Yo os voy a poner una sencilla y barata receta para la Noche Buena y va a ser un pollo trufado con huevo hilado.(Aunque en algún medio se diga que es una comida considerada "viejuna")

Creo que que es una barbaridad hacer tanta comida para cenar.

Nosotros siempre que celebrábamos la noche buena con mis padres y hermanos hacíamos la caldereta extremeña de cordero y después de estar toda la tarde al lado de la lumbre cocinándola como Dios manda, al final sobraba caldereta para comer el día de Navidad.

Estaba buenísima, pero creo que es una barbaridad comer caldereta de cordero por la noche, yo por lo menos ya no puedo, a lo mejor probar una pizca pues sí, pero más no me lo permite mi estómago.

Eso después de los langostinos, entremeses, etc..¡.Una barbaridad...!.


Así pues ahí va el pollo trufado:

-Compra un buen pollo, y aquí viene lo más difícil, y es que tienes que desvestirlo, tienes que quitarle la piel con mucho cuidado para que no se rompa, porque la piel servirá para envolver el rollo.

-Una vez quitada la piel comienza a deshuesar el pollo: las pechugas, los muslos, etc.

-Abre la piel del pollo y la pones bien estiradita encima de una bandeja y pones una capa de tiras de pechugas, otra capa de carne picada de cerdo, otra capa de tiras de panceta ibérica adobada y otra capa carne de pollo bien estiradita.

-Lo enrollas bien enrolladito con la piel y aunque te parezca que no vas a conseguir enrollarlo al final lo consigues pues la piel del pollo es muy flexible y se adapta muy bien.

-Finalmente  lo metes en una malla blanca.

-En la olla pon aceite en el fondo y cuando esté caliente mete el rollo de pollo ( y sin haberlo deseado me ha salido un pareado) y lo doras un poquito junto a unos ajos sin pelar y una hoja de laurel.

-A continuación le echas un vaso de vino blanco, y uno y medio de agua, el esqueleto del pollo y una punta de jamón lo dejas cocer a fuego medio hasta que lo pinches con un tenedor y esté blandito.

-Lo dejas enfriar y si lo has hecho antes del día de..., como lo he hecho yo, pues lo congelas y el día de noche buena lo sacas por la mañana; y antes que se descongele del todo  lo cortas como si fuera fiambre y lo sirves con el huevo hilado.

El caldo que te queda de cocerlo lo puedes aprovechar como consomé.

Este plato con unos mariscos y una buena ensalada un poquito especial es más que suficiente y sale muy económico y sobretodo digestivo.

Un beso muy fuerte para todos y Feliz Navidad.