lunes, 13 de agosto de 2012

LAS CALAS DE ZARZA O MEJOR LAS COLAS DE ZARZA






En Zarza, gracias a nuestro pantano, tenemos nuestras calas "colas" particulares.
Ayer por la tarde, domingo, me di un bañito buenísimo; el agua estaba clarita y tenía oleaje como si fuese el mar.
 Como ya he dicho en otras ocasiones, nada tenemos que envidiar a algunas playas   del Mediterráneo.
Había 4 o 5 coches desperdigados por las colas, es decir muy poca gente, si pensamos que estamos en plenas vacaciones de agosto.
Niños pescando, en concreto el hijo de mi primo, que pescó un hermoso Bablás.
Un surfista y algunos bañistas, bajo un cielo plomizo que auguraba una hermosa puesta de sol.
Y así, poco a poco, se fue poniendo el sol y la sierra se fue tornando en un color entre rosa y lila que le daba un aspecto mágico al lugar.
El cielo comenzó a llenarse de lenguas de fuego, que poco a poco se fueron fundiendo hasta formar una espectacular puesta de sol.
Merece la pena ir al pantano por la tarde, al anochecer, para poder contemplar toda la belleza que tenemos sin apenas movernos de casa.
Te llevas un bocata y de postre una hermosa sandía y ya no necesitas más para pasar un rato feliz.