domingo, 4 de noviembre de 2012

BOCATA DE LOMO CON PIMIENTOS







Hoy de comida:

 Un buen bocata de lomo con pimientos fritos (antes de comerlos yo les quito la piel) y te quedas como una reina...

Esto, después de una buena caminata, que aunque ha sido con paraguas, porque no ha parado de llover, digo, que merece la pena darse un buen paseo por los alrededores del pueblo y ver... como en cuestión de dos semanas los pastizales dorados de la dehesa se han convertido en fresco forraje.

Con las lluvias engordan las aceitunas, las bellotas, y las viejas paredes se llenan de musgo, florecen los revientamanos y brillan los escaramujos.

Corren los regatos y los arroyos. Sólo entorpecidos por enseres..., que gente sin ningún escrúpulo tira al arroyo y le da este aspecto de dejadez y de cutre...
Hay que concienciarse que lo que pase de nuestra puerta para afuera también nos incumbe a todos. 

El pueblo, en noviembre, huele a pimientos y a humo de leña de encina quemada.

A mi..., me hace toser, pero repito, porque ya lo he dicho más veces:

¡¡Me gusta!!