jueves, 5 de septiembre de 2013

Mermelada de pimientos verdes





En estas fechas que las pimenteras están en plena producción..., yo he cogido los pimientos más "chuchurríos" y los he destinado para hacer una rica mermelada de pimientos verdes.

La verdad sea dicha..., que cómo yo... tuviera que ganarme la vida con la producción del huerto lo iba a tener claro..., ya que mis cosechas son de tamaño y de cantidad la mitad de las cosechas de mis vecinos hortelanos.
 Bueno si fuera la mitad no estaría mal...
 Sin embargo les gano bastante..., en tamaño y cantidad en malas hierbas.
De lo que sí puedo presumir es de que..., lo poco que recolecto... es bastante ecológico, ahí podéis ver a una mariquita que se ha venido para casa con los pimientos, y debería haberse quedado comiéndose los pulgones que este año se han adueñado de los calabacines y no los dejan crecer  y por ese motivo las hormigas han instalado sus hormigueros al lado del tronco de los calabacines y las muy puñeteras se los devoran.
Este año ha sido un año muy malo para las cosechas, yo pensaba que como había llovido mucho iba a ser muy bueno, pero no..., han proliferado los insectos y no tiene nada que ver con el año pasado.

Pues bien..., para hacer la mermelada de pimiento sólo necesitas estos ingredientes:

-Pimientos verdes o rojos.
-Azúcar.
-Zumo de limón.
-Canela.

                                             Elaboración:

En una cazuela echa un chorrito de aceite y cuando esté caliente le incorporas los pimientos, limpios de semillas y cortaditos.
 Cuando vayan estando pochaditos, blanditos, no fritos, ni quemados..., le incorporas la mitad del peso de los pimientos de azúcar, un chorrito de limón, un poco de ralladura de la cascara del limón y un palo de canela.
Tapa la cazuela, lo dejas cocer a fuego lento y remueve de vez en cuando.
Cuando se haya reducido el agua que sueltan los pimientos y brillen los pimientos es el momento de triturarlos con la batidora.
Y, ya estará lista la mermelada para comer...
 La puedes utilizar para acompañar carnes o para hacerte unas tostas con unas virutitas de jamón serrano.

¡Salud!