sábado, 5 de noviembre de 2011

MADRE PESADÍSIMA AL TELÉFONO








Me considero una madre pesadísima... Considero a mis hijos y sobretodo a mi hijo un gran sufridor mío.

¿Por qué digo esto?
Porque si un día no hablo por teléfono con ellos parece que me falta algo.
Y como resultado, a esa pesadez mía con el teléfono, algunas veces las conversaciones con mi hijo son así:

-Ring..., ring..., ring..., ring..., ring..., ring...  (muchos, muchos rings)
Por fin descuelga el teléfono:
-Madreeeeeeeee... ¿Qué... pasaaaa...?
 Por el tono, yo, ya sé que está ocupado en algo, pero aún así sigo...
Y..., no puedo decirle en plan jocoso:
- ¡Hola, hijo!
-¿Qué tal estás?
No puedo decírselo, porque sencillamente, estuve hablando por la noche con él y lógicamente no puede haber en el saludo nada sorpresivo.

Así pues, le digo, sabiendo y siendo consciente de que soy una murga del copón:

-¿Qué... que tal hoy?
-Se hace un largo silencio y por fin dice:

-Pos... naaaaa...

-Silencio de nuevo.

-¿Qué haces?

-Escribiendooooo...

-Silencio...

-!Ah¡

-Silencio...

-¿Y, qué estás escribiendo?( Yo, ya... en plan jocoso)

-Silencio..., más largo de lo habitual.

¿Yooorrr.., estás ahí...?
-Es un artículo para la plataforma del... -me contesta entre dientes-
-Silencio...

-¡Qué interesante...!
-Silencio... (no hay respuesta)
-Bueno..., hijo, pues te dejo porque no quiero molestarte...
-Si no molestas mamá... (eso es lo que yo hubiera querido oír, ja, ja...)

-Por último, como soy incapaz de tirar la toalla, ataco con la comida:
-¿Qué has comido hoy?
-Silencio...

-Aún no he comidooo.
-¿Pero a estas horas, todavia, no has comido?

-Silencio...

- ¿Tienes hecha la comida?

-Silencio...

-Madreeeeee..., ( resuena un madreee en el auricular y no un  mamá, y esto lo suele hacer cuando ya está hasta las narices)
 Tengo por ahí una ensalada de pasta que hice ayer y me sobró bastante...

-!Ah¡, y ya, embalándome un poco, le digo: Procura hacerte un filete o pescado de segundo y no te olvides de la fruta.
-Silencio...

-Bueno hijo ya te dejo..., que no quiero ser pesada, un beso muy fuerte.

-Besoooooosss... -me contesta y cuelga-

Si llamo a mi hija es diferente; tengo que decir que vivo a 200 metros de mi hija y aunque la veo todos los días..., también busco cualquier disculpa para llamarla y sobretodo para hablar con mi nieta.
Pero mi hija me espabila rápidamente:

Ring..., Ring...

-¡Hola, hija!
-¿Mamá qué quieres...?
-Pues nada en especial...

-Pues entonces te voy a dejar que tengo prisa.
- No te preocupes hija ....

-¿Me puedes pasar con la niña?

-Nenaaa..., la abueliiiii...

-¡Hola, abuelita!

-¡Hola cariño¡

-Silencio (se parece mucho a su tío)

-!Te paso abuela¡

- Papáaaaaaaaaaa... te paso a la abuelita...

-Suegra..., que está jugando y no quiere hablar más...

-Bueno no pasa nada, un besito...

Mi nieta cuando tenía solamente 2 años estaba sentada en el salón con su padre y me comentó él, que un día sonó el teléfono y dijo la monilla:

¡Jo, otra vez la abuela!

Con esto queda más que demostrado..., que soy una autentica pesada, pero ellos ya se han acostumbrado, y no siempre son así las conversaciones, pero muchas sí...




8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola ,como te entiendo , pues yo seré así ... bueno con mis padres también me pasa , sólo te dicen que todo bien y ya estás feliz .
Muchos besitos para la supermami.
Mariche.

Brigida dijo...

Pues menos mal ,sobrinita, porque yo ya me creía una especie a extinguir.
Besitos...

Momo dijo...

Debemos llevarlo en los genes, a mi me pasa igual, todos los dias hablo con mi madre y con mi hermana casi todos, y Marcos me dice ¿pero que teneis que contaros? si solo habeis dormido, ¿os contais los sueños que habeis tenido esta noche? jajajja. Besos
Monica

Anónimo dijo...

Bueno tía que te voy a contar que ya no sepas, yo soy la SUPERPESADA del teléfono. Carlos me dice: "¿ya has hecho la ronda telefónica?". Tengo que hablar a diario con mi madre (si se tercia varias veces) y mi madre no es muy amiga de hablar por teléfono, así que muchas veces nuestras conversaciones se asemejan un poco a las tuyas con mis primos.
Mi segunda llamada es para Mariche, a Mayte ahora ya casi no la llamo, porque la pobre siempre está agobiada con el trabajo o con Rita.
El día que me retraso en mis llamadas, empiezan:"uy, qué raro que esta no haya llamado" y me llaman ellos, jejeje. Así que prueba a no llamarles un día.

Brigida dijo...

Mariche,Mónica y Nines si ya padecéis de "telefonitis" con vuestras madres y hermanas, no quiero deciros lo que os ocurrirá el día que vuestros pajaritos abandonen el nido.
Yo suplico que si alguien que nos lea tiene alguna terapia para esta enfermedad debería darnos la clave para empezar a ponerle remedio.

Anónimo dijo...

Tia Chelo y abuela sí que son rápidas:"ala hijo, que te va a correr mucho el teléfono"

Brigida dijo...

Aún no han entendido lo de la tarifa plana......No me extraña hay tantos conceptos.......

Momo dijo...

jajajajajajaj.
Tia para que llegue el email diario con las nuevas publicaciones tienes que poner un enlace feedburner, aqui te dicen como instalarlo paso a paso.
http://www.todosobreblogs.com/%C2%BFcomo-insertar-feedburner-en-mi-blog/
Un beso