lunes, 24 de octubre de 2011

UN PASEITO POR LA DEHESA



Si te das un paseito hasta la dehesa hasta llegar a las colas del pantano, siempre encontrarás algo bello para disfrutar y recrear la vista.

Donde algunas personas, en verano, no ven más que un secarral, yo veo hermosos pastizales dorados que brillan con el sol y en medio de estos pastizales dorados se levantan hermosos alcornoques, que este año le han quitado el corcho y lucen hermosos, de color naranja.

También he podido observar, que algunos alcornoques que están afectados de la enfermedad de la seca, la parte en la que aparecen sus ramas secas y llenas de líquenes no le han quitado el corcho porque es una fina capa que debe romperse al quitarla.

Cada día hay más y más encinas y alcornoques enfermos es una pena que nadie haga nada para atajar la enfermedad.

Como ya apenas se ven lagartos,  tuve la suerte de encontrar a este lagarto gigante  bajando por la panza de un alcornoque.

¿A que está chulo?