lunes, 16 de mayo de 2011

¡¡EL HUERTO ME TRAE MUERTO!!














Ese dicho lo repetía mi padre muchas veces y ahora comprendo porque lo decía...

El viernes cuando llegué a Zarza me dirigí directamente al huerto, porque hacía dos semanas que no iba.

Y, yo..., ya me temía lo peor, pero en ningún momento..., pensé, que me estuvieran esperando los "bleos", cenizos, delante de la puerta de la entrada como si fuera la guardia real.

Estaban detrás de la puerta como penitentes agrupados y tan altos como yo...
En medio de ellos, algunas, o mejor dicho, bastantes ortigas.

Flanqueando la puerta y como diciéndome, tú aquí no entras, o mejor, no entres..., que la que te espera es buena...

Después de una larga pelea con ellos, yo tiro y ellos no se mueven, sigo tirando y se arrancan de golpe y me caigo de culo...
Consigo despejar un poco la entrada y un poco más adelante me encuentro con mis amigas las verdolagas, que día tras días salen  sin que yo las haya sembrado .

Dicen que está muy buena la ensalada de verdolagas...
Si alguien quiere..., yo se las doy totalmente gratis, sólo las tienen que arrancar.

Todo no fue disgusto por el herbazal, está también la satisfacción de ver las frondosas patatas como han crecido, las lechugas un poco enredadas con unas enredaderas, que también crecen sin mesura...

Los ajos, que antes de que se cumpliera la predicción  de los hortelanos vecinos, que se me iban a cocer en la tierra , yo los he arrancado y la verdad es que tienen bastante buena pinta.

Las tomateras ya tienen algún tomatito y los “jabichuelos” ya tienen flores.




En cambio, en cuanto a las cebollas han acertado, las que estaban sembradas muy separadas se han estropeado.

La zona donde sembré melones y sandías... , de momento..., me han nacido bastantes cardos y chupamieles, (florecillas lilas y blancas en forma de estrella, que chupábamos de pequeños).
Así que ya los doy por perdidos. Yo creo que las hormigas se deben haber comido las semillas.

Pero no me doy por vencida el próximo fin de semana siembro melones y sandías ya nacidos...
Da mucha satisfacción ver crecer lo que has plantado.

Pero..., como decía mi padre: ¡¡ el huerto me trae muerto!

 Para evitar, que el próximo fin de semana me vuelvan a hacer los honores los cenizos.

Me he puesto una alfombra de plástico en la entrada.

2 comentarios:

Mariche dijo...

Me parto de la risa con tus descripciones , así que tus "amigos" de la huerta se alegrarán cuando llegas.No te preocupes que el que la sigue la consigue.
mil besos.

Nines dijo...

¡Qué bueno!, pues yo te digo: "el huerto mata pero también engancha". Ya verás cuando le hagas la competencia a tío Manolo con los frutos del huerto. Además he visto que tienes una ayudante pequeñita... Besos