lunes, 14 de febrero de 2011

Lentejas y Alitas de pollo




Para mañana... lentejas.

Mira que he tardado yo en comer lentejas...

Porque como no estén bien cocinadas son insufribles...

Sobretodo, cuando después de estar cocinándolas media mañana, vas y  te encuentras con un plato de caldo, con un montón de hollejos flotando y lo que es propiamente la lenteja, ha desaparecido.

Ya he conseguido que me queden bien. Aunque hay días que se tuercen y desaparecen.


                        LENTEJAS:


-Si tienes la suerte de poder comprar lentejas de la Armuña, el éxito está asegurado.
Yo compro unas lentejas a granel, que no son ni tan grandes como las de la Armuña ni tan pequeñas como la pardina y el color es tirando a marrón verdoso.

-Dicen que no hace falta ponerlas a remojo, pero yo cuando no las he puesto a remojo ha ocurrido el desastre. Así pues las ponemos a remojo la noche anterior.

-En una cazuela ponemos aceite que cubra el fondo y como siempre,( si os dais cuenta siempre se hace lo mismo), hacemos un sofrito con  cebollita, un trozo de pimiento, medio ajito, medio tomate, unas rodajas de chorizo  y cuando está doradita la cebolla le añadimos una cucharadita de pimentón, (ya sabéis de Zarza, que hay que hacer patria) y una cucharadita de harina.

-A continuación le echamos las lentejas y le damos unas vueltas.

-Le añadimos agua, solamente que las cubra, le echamos  la sal, una hoja de laurel, unas rodajas de chorizo, zanahoria y una patata muy picadita.

-Se deja cocer a fuego lento para que no se "desholleje" hasta que estén cocidas, y sobretodo que el caldo esté trabadito.

Un consejo siempre están mejor de un día para otro.

Como sé, que lo de ponerlas en remojo va a ser inútil..., ya sabes que tienes la opción del bote de lentejas cocidas.
 Aquí, lo único que tienes que hacer es verter el contenido del bote en el sofrito y añadirle una patata troceada y cuando la patata esté cocida, casi deshecha, las lentejas estarán listas para comer.


 Nuestro preciado pimentón

De segundo plato:

 Alitas de pollo fritas:

-En una cazuela pon aceite que cubra el fondo, cuando esté caliente echa las alas ya saladas.

-Deja que se vayan dorando lentamente junto con 3 o 4 dientes de ajos, una hoja de laurel y un pimiento rojo, (este cortado en tiras gruesas).

-Cuando las alas estén doradas, le echas un chorrito (una cucharadita) de vinagre y un vasito de agua y lo dejas cocer hasta que la salsa toma un colorcillo marrón oscurillo.

De postre fruta.

De cena :

Las alitas que te hayan sobrado de la comida y una ensalada de fruta.

Ensalada de fruta:

Pica media manzana, media pera, lechuga, uvas pasas y una nuez (pelada).

Lo aliñas con aceite, vinagre, sal y medio ajo picadito.