miércoles, 23 de marzo de 2011

BERENJENAS RELLENAS DE CARNE PICADA







Hoy, toca una comida un poco elaborada, no sé yo..., si ya estás preparado para meterte en esto "berenjenales".

                     Hablando berenjenas, un día de estos tendré que sembrar las berenjenas en el huerto... Aunque, con los ánimos que me fueron dando el sábado...

Estaba yo en el huerto, peleándome con el sacho (zacho), llegó un vecino, y me dijo, con un poco de sorna: Creo que te has metido a agricultora...

Yo, como, disculpándome por haberme atrevido a meterme en estos "berenjenales..." 
E intentando explicarle, que lo iba a intentar ... (valga la redundancia). Para  ver..., que conseguía..., sacar adelante...

Después..., toda orgullosa le enseñé mis ajos, que estaban preciosos, altos y verdes.

-Y, sentenció: 

- Esos ajos se te van a cocer.

-¿Por qué?

-Porque los has puesto junto a la pared, y ,ahí, le va a dar mucho el sol y como la pared no  deja pasar el aire, se te van a cocer.

-Yo los he puesto ahí, porque ahí los sembraba mi padre...

-A tu padre se le cocían todos los años.  

               Bueno..., vamos a ver que pasa con los ajos, a ver si se van a cocer antes de llegar a la cazuela. (Es posible que tenga razón, qué pena, con lo bonitos que están)

También me dijeron, que las cebollas las había sembrado muy separadas y que así, o salen muy gordas, o no se dan...

De las lechugas moraditas, que había sembrado, también me dijeron, que en el pueblo esas lechugas no se dan...

En cuanto a las patatas, cuando yo le dije, a un cuarto vecino que llegó a visitarme, que las había sembrado enteras, porque me lo había aconsejado una amiga.

Me dijo: mal asunto, aquí no se siembran las patatas enteras; tenías que haberlas partido.

Porque enteras te va a dar:  "mucha mata y poca patata".
Hasta rima y todo.

 Me fui al super y compré patatas para partirlas.

Cavé unos cuantos surcos más y después de conseguir encontrar las incipiente yemas para dividirlas las sembré.

Tuve ayuda, pero de otra inexperta como yo.

Para animarme..., me dijo un vecino, que en verano cuando fuera los fines de semana estaría todo seco...

Y que al año siguiente abandonaría el huerto.

En resumidas cuentas , que no he hecho nada bien...

Es muy posible que tengan razón.

Pero yo..., sigo...

  Vamos con la receta de las berenjenas:

                 -Lava bien las berenjenas y las partes en dos mitades a lo largo.

-Saca la pulpa, la carne blanca de la berenjena; es decir, las  vacías.

-En un bol pon la carne de la berenjena picadita y encima  coloca la otra mitad, los cuencos de las berenjenas. Lo tapas con papel de film.

Lo metes al micro 10 minutos a potencia media.

En una sartén, echa aceite, que cubra el fondo, cuando esté caliente echa la carne picada, previamente salada, le das vueltecitas  para que se vaya haciendo.

A continuación le añades: cebollita muy picadita, la carne de la berenjena, ( que habrás sacado ya del micro, con cuidado, no te vayas a quemar).

Cuando todo esté rehogadito, le echas 4 cucharadas soperas de tomate frito casero.

Pon los cuencos de las berenjenas en un recipiente del horno. Una vez allí, bien colocados, los rellenas con el revuelto que has preparado.

Encima le echas queso rayado y una avellana de mantequilla.

Lo metes a hornear a 160º, hasta que veas que se pone doradito.

Esta comida es fuerte, pude ser plato único; acompañado de una buena ensalada de lechuga.
(A ver si conseguimos, que esta sea del huerto).

De postre fruta.

De cena un filete de merluza a la plancha, con un tomate a rodajas y un bio desnatado



2 comentarios:

Mariche dijo...

No te desanimes , con ese empeño y ese amor , verás como tenemos verduras todo el año.

luz dijo...

Vaya trajín que te traes con el huerto..... pero nada, tú sigue, que el que la sigue la consigue....